.. .
  Ada Cuadros necesita más apoyo  
..

Nuestra compatriota Ada Betty Cuadros Fernández (27), acusada de asesinato de un menor de 14 meses y recluida en el Centro de Detención del Condado de Collin (Texas), necesita de apoyo económico para sufragar los gastos administrativos de su defensa.

Según Ronald Jara, asistente legal del bufete de abogados que defenderá a Cuadros y encabezado por la penalista Rikki Rutchic, se necesitan alrededor de los 50,000 dólares para suplir con los costos que demanda esta clase de casos.

Ada Betty Cuadros Fernández  

“Ahora lo que se necesita es dinero en efectivo para que la defensa de Cuadros pueda entregar a un jurado las pruebas necesarias y así tratar de que se le quite el cargo de pena capital”, aseguró Jara.

Para tal efecto, la familia de Cuadros ha aperturado una cuenta bancaria (Bank of America # 004780596597) en Estados Unidos.

Gracias a las gestiones de la Asociación Peruana de Dallas-Fort Worth (APDFW), se logró que por intermedio de Jara, la abogada Rutchic se haga cargo del caso.

Recién el sábado 22 de octubre, Cuadros recibió por primera vez, después de 9 días desde su encarcelamiento, la visita de un funcionario peruano, el cónsul general del Perú en Houston, el Sr. Eduardo Rivoldi Nicollini.

Según los familiares de Cuadros en Dallas, el cónsul se mantiene en constante contacto con ellos y les ha facilitado varias tarjetas telefónicas para que puedan comunicarse con sus familiares y amigos de Perú.

Como se sabe, Cuadros fue arrestada el pasado 13 de octubre acusada en primer lugar de maltrato a un menor y luego del homicidio de Kyle Lazarchik, niño que ella cuidaba. Las autoridades le impusieron una fianza de 750,000 dólares.

Para Jara, la nueva estipulación de la multa está basada en el cargo, pero teóricamente no significan cambios sustanciales en el caso.

“Vamos a reunir pruebas para que un jurado determine si en realidad hay suficientes alicientes para llevar este caso a un Gran Jurado”, dijo Jara.

Indicó que en suma no le preocupa la cantidad de la fianza porque el otro cargo que pesa sobre Cuadros es su calidad de inmigrante indocumentada y “así la multa sea de 100 dólares, va a ser procesada por las autoridades migratorias para luego ser deportada”.

También se buscatomar la declaración de los padres del menor, que hasta la fecha no han presentado cargos y que supuestamente estaban contentos con los servicios de Cuadros.

De hecho, los esposos Lazarchik, padres del menor, le regalaron un álbum de fotografías de Cuadros con los hijos de la pareja, demostrando su afecto para con la niñera.

En una tarjeta de felicitaciones por el cumpleaños de Cuadros, los Lazarchik manifiestan “estar satisfechos y contentos por haberla encontrado” y hasta le indicaban que ya “era parte de nuestra familia”.

Pero según el teniente John Norton, vocero público del la Oficina de Alguacil del Condado de Collin, las leyes de Texas estipulan la pena capital en casos en donde existe la muerte de un menor de seis años.

“Los cargos que puedan presentar los padres ya no cuentan porque es el estado de Texas el que está imputándolos. De lo único que puede servir la opinión de los padres es cuando se les llame a declarar como testigos”, afirmó.

Se calcula que el proceso del caso de Cuadros, desde el momento que se presente ante el Gran Jurado, pudiera demorar de seis a doce meses.

En Texas se han llevado a cabo un total de 299 ejecuciones desde 1976, cuando la corte Suprema de Estados Unidos embargó su prohibición.

REENCUENTRO CON SU MADRE

El pasado viernes 28 de octubre, llegó a esta ciudad la mamá de Cuadros, Luz Fernández, procedente de Lima, Perú, y se reencontró con su hija Ada recién el sábado 29.

“Ojalá que Dios me de más fuerzas para ayudarla a salir adelante en este momento difícil”, comentó Fernández bastante consternada.

“Hace dos semanas que no duermo, pero gracias a Dios que ya me encuentro cerca de mi hija después de batallar por conseguir la ayuda necesaria para trasladarme junto a ella”, agregó

..
 

REENCUENTRO Luz Fernández (derecha) llegó ayer a Dallas procedente de Lima, Perú, para visitar a su hija Ada Cuadros, la niñera peruana acusada de homicidio por la muerte de un menor de 14 meses. En la gráfica junto a su sobrino Julio Esquerre. (José L. Castillo)

Fernández, quien recibió una visa humanitaria de parte de la embajada de Estados Unidos en Lima y un pasaje de avión gracias a la gestión de la Asociación de Instituciones Peruanas en Estados Unidos y Canadá.

“Ha sido más que una odisea, pero ya estoy aquí”, reiteró Fernández al cuestionársele sobre el proceso que le tocó experimentar antes de su partida de Lima a Estados Unidos.

Home arriba

 
   
..........................................................................................................